Una semana y un d√≠a (2017) rese√Īa de la pel√≠cula

Pero la muerte también es un proceso independiente, como lo expresan las acciones de Vicky y una actuación silenciosamente devastadora de Dodina. Se presenta a sí misma como más reunida que Eyal porque tiene más distancia emocional. Vicky se muestra fría con ella cuando va a ver la tumba o cuando no le hace gracia la olla de Eyal. Y mientras Eyal se salta el trabajo después de la shiva, Vicky intenta reanudar su trabajo como maestra sustituta, solo para descubrir que la escuela insiste en mantener a la sustituta ya contratada. Una sensación de normalidad finalmente se instala en su vida cuando la llaman para una cita con el dentista que inicialmente olvidó. Cuando finalmente está en la silla del dentista, sola con sus pensamientos e incapaz de hablar, proporciona imágenes inesperadas de catarsis, en parte gracias al complejo estoicismo de Dodina.

A medida que la pel√≠cula sigue a estos tres personajes en sus secuelas de Shiva, toma una forma inesperada como una comedia peculiar, pero con mucha alma. Polonsky hace esto con algunas escenas muy dulces que muestran a una ni√Īa cuya madre est√° en la misma sala de c√°ncer que Ronnie, haciendo una obra de teatro que involucra robar batas de laboratorio y hacerse pasar por doctores. Bien que cette id√©e puisse sembler √©trange, dans le film de Polonsky, elle monte en fl√®che en raison du poids √©motionnel en place, de l’importance d’un si petit acte pour chaque personnage et de la d√©licatesse avec laquelle Polonsky ne surjoue rien de todo eso. En uno de sus √©xitos m√°s inolvidables, ¬ęUna semana y un d√≠a¬Ľ aporta un sentimiento de coraz√≥n y una definici√≥n positiva a la idea, a menudo condescendiente, de una pel√≠cula que gusta a las multitudes. El efecto emocional es uno que hay que ver y sentir, para creer.

Incluso entonces, los comienzos de Polonsky tienen m√°s que decir. En su acto final, la pel√≠cula cuenta con la tristeza de la que Eyal y Vicky lograron distraerse y alcanzar un poder inesperado al presentarnos un personaje completamente nuevo. Esta persona tiene su propia historia de vida y Eyal solo est√° escuchando. Se convierte en un gesto apropiado de la magn√≠fica pel√≠cula de Polonsky, que gradualmente crece con la belleza de la compasi√≥n inesperada, al tiempo que se relaciona con la dura realidad de que la vida contin√ļa sin importar qui√©n muera.

Deja un comentario