Que de Series Peliculas Cincuenta sombras liberadas (2018) reseña de la película

Cincuenta sombras liberadas (2018) reseña de la película

Pero, por desgracia, eso no es de lo que estamos hablando cuando hablamos de “Cincuenta sombras”.

Al final de «Cincuenta sombras mås oscuras», también dirigida por James Foley, Christian Grey (Jamie Dornan), emocionalmente dañado, cuyo åtico incluye 1.) una sala de mazmorras sexuales con paredes de cuero rojo y 2.) un caballo con arcos, matrimonio propuesto para su virgen compañera sexual se volvió sumisa Anastasia Steele (Dakota Johnson). «Cincuenta sombras liberadas» comienza con la boda. Al principio, todo es una bendición, con algunos pervertidos, sexualmente (¿qué es una luna de miel sin esposas?) Y emocionalmente (no quiere que ella vaya en topless en la playa). Se les recuerda de su luna de miel porque explotó una bomba en uno de los almacenes de «Grey Enterprises». Las imågenes de seguridad revelan al terrorista como Hyde (Eric Johnson), el exjefe de Anna que la agredió sexualmente en la primera oportunidad disponible. Los esfuerzos de Hyde por vengarse son solo una de las muchas historias no sexuales de «Cincuenta sombras liberadas».

Otro aspecto de la pelĂ­cula es el deseo de Anna de vivir fuera de su matrimonio. ContinĂșa trabajando en la pequeña editorial donde fue ascendida a editora de ficciĂłn durante su luna de miel, porque es realista. En un momento inadvertidamente entretenido, Anna le cuenta a su equipo sobre el tamaño de fuente de un libro. La pelĂ­cula estĂĄ llena de eventos, unidos por canciones pop: Anna afirma su primacĂ­a con un agente de bienes raĂ­ces atractivo que tiene prioridad sobre Christian, la amiga de Anna se compromete, hay un viaje espontĂĄneo a Aspen, Hyde estĂĄ libre, Anna estĂĄ en peligro, Christian estĂĄ perdido . La tensiĂłn emocional de «Cincuenta sombras de Grey» y «Cincuenta sombras mĂĄs oscuras», donde Anna se resiste a someterse a sus gustos sexuales, se ha ido. Anna ama el sexo que tienen. Ella se siente segura con Ă©l. Cuando Ă©l tiene demasiado control, ella se lo dice. En realidad son … una pareja aburrida, en realidad.

Estas pelĂ­culas son tontas, y son las mĂĄs tontas cuando se vuelven romĂĄnticas, como la escena en la que Anna encuentra a Christian, melancĂłlico y sensible, sentada en un piano de cola, tocando y cantando «Maybe I’m Amazed» de Paul McCartney. En este momento, Anna lo ve como el niño atormentado por su infancia «en el sistema». Nosotros, sin embargo, solo estamos viendo una escena tonta. Hay muchos momentos asĂ­.

Une grande partie des commentaires culturels sur «Cinquante Nuances» a Ă©tĂ© prĂ©occupĂ© – ou purement et simplement mĂ©pris – au sujet de sa reprĂ©sentation d’une relation abusive de contrĂŽle, oĂč un homme gaspille une femme dans le sexe avec lequel elle n’est pas cĂłmodo. Sin embargo, esto no es exactamente lo que estĂĄ sucediendo. EstĂĄ dispuesta a renunciar a la relaciĂłn (y lo estĂĄ haciendo en entregas anteriores). Cuando regresa, regresa en sus tĂ©rminos. Si todos estĂĄn de acuerdo, ÂżcuĂĄl es el problema? Hay otro aspecto de “Cincuenta sombras” que vale la pena mencionar, especialmente relevante para nuestro momento actual: debido al pervertido elegido por la pareja, el consentimiento verbal se construye en la relaciĂłn, incluso despuĂ©s del matrimonio. El consentimiento nunca se asume. Ella deja escapar su nota de seguridad en un momento y Ă©l se detiene porque esas son las reglas. Ella le dijo lo que no le gustĂł. Se disculpa. En un momento, deja de hacer lo que estĂĄ haciendo y pregunta si todo estĂĄ bien. Ella dice que sĂ­. Un poco mĂĄs tarde, la vuelve a revisar y ella le da su consentimiento verbal para continuar. Si te refieres a la utopĂ­a del «consentimiento entusiasta», asĂ­ es como suena.

Deja un comentario

Related Post