Que de Series Peliculas Radio Dreams (2017) reseña y resumen

Radio Dreams (2017) reseña y resumen

La pelĂ­cula se destaca por ser la segunda del escritor y director iranĂ­-britĂĄnico Babak Jalali, cuya primera pelĂ­cula de 2009, “Frontier Blues”, vale la pena verla, especialmente para los fanĂĄticos de la comedia seca y el cine mundial preciso. «Radio Dreams» crea un marcado contraste con «Frontier Blues»: si Jalali guiĂł esta pequeña historia extremadamente compuesta sobre diferentes vidas en TurkmenistĂĄn con su intelecto, «Radio Dreams» es un ejemplo de pasiĂłn irresistible y falibilidad. PolarizaciĂłn que puede surgir cuando un director trabaja principalmente con el corazĂłn.

«Frontier Blues» y «Radio Dreams» se hablan de una manera curiosa. La primera termina con un hombre que practica inglĂ©s con la esperanza de ir a un lugar con mĂĄs oportunidades; «Radio Dreams» comienza con la voz de un hombre que se pregunta sobre Estados Unidos, «¿Voy a ir allĂ­ para estar en silencio?» Las palabras son de gran valor en esta pelĂ­cula, con Jalali pasando tiempo tocando los poĂ©ticos segmentos de radio de Hamid (una historia sobre una mujer y un pingĂŒino en su jardĂ­n dura cinco minutos y acompaña secuencias aleatorias de Kabul Dreams sentado en un automĂłvil), y la pregunta de la deseabilidad de Estados Unidos todavĂ­a estĂĄ en el aire. En un segmento de entrevista demasiado obvio con Kabul Dreams al que Jalali se refiere de vez en cuando, la banda explica por quĂ© su mĂșsica rock es importante y lo que Estados Unidos significa para ellos: «No hay lĂ­mites para hacer. Algo aquí». Incluso hay tomas largas de personas que hablan que estĂĄn filmadas con personajes apenas capturados en los marcos de las esquinas. Dado que la forma en que la pelĂ­cula presenta una imagen inteligente del arte frente al comercio mediante programas de radio, pero no toma posiciĂłn al respecto, puede que se posponga, por decir lo menos. Pero «Radio Sueños», porque expresa la vida de personas que buscan oportunidades y carencias en AmĂ©rica, siempre se reduce a la importancia de las palabras de los personajes: que se digan y se escuchen.

Aunque a veces pueda parecer vacĂ­o o errĂĄtico, lo mejor es ver «Radio Dreams» como la historia del artista como director de programaciĂłn de una emisora ​​de radio, que sueña con utilizar la cultura de la emisora ​​de radio para unir al mundo. En una de las escenas mĂĄs animadas de la pelĂ­cula, se trata de querer unir a los lĂ­deres polĂ­ticos con la mĂșsica, con un tipo de festival que se siente como una quimera triste. Pero con una de las actuaciones mĂĄs elĂ©ctricas, si no la Ășnica, en esta divertida pelĂ­cula, Namjoo lo transmite todo con la misma sinceridad y desesperaciĂłn en su voz. Sin duda, trabajando con su personaje mĂĄs ruidoso hasta la fecha, Jalali se preocupa profundamente por las emociones de Hamid y eso lleva a algunos pasos en falso: una secuencia de sueños de baja fidelidad con Hamid vagando por las calles de San Francisco, ver a una mujer cantar «Ave MarĂ­a» es uno de los borradores de ideas mĂĄs atroces de la pelĂ­cula.

Deja un comentario

Related Post