Que de Series Peliculas Reseña de la película de Wakefield y resumen de la película (2017)

Reseña de la película de Wakefield y resumen de la película (2017)

El escritor y director Robin Swicord, que se apega bastante a los detalles de los eventos de la historia, ha producido una imagen inteligente, intrigante, a veces provocadora y a menudo extrañamente conmovedora de «Wakefield». (La película estå dedicada a Doctorow, quien murió en 2015).

Bryan Cranston protagoniza, y en las escenas de apertura, mientras camina por la Grand Central Station y dicta oscuros edictos legales y predicciones en su iPhone, exuda una autoridad frĂ­a y discreta. Una vez que ha instalado el campamento en el ĂĄtico del garaje, siente curiosidad por saber cĂłmo reaccionaron ante su desapariciĂłn, curiosidad por las personas con las que Diane consulta: su madre, «Widow Babs», como la llama Wakefield, y un colega mĂĄs joven y guapo de Wakefield. estĂĄn entre ellos, y ambos despiertan su enojo, que inferimos que nunca mantuvo bien escondido en su antigua vida domĂ©stica de todos modos. Pero mĂĄs que eso, se rĂ­e con jĂșbilo por toda la bilis misantrĂłpica que puede cocinar mientras los mira. RefiriĂ©ndose a su antigua vida como «una celda de prisiĂłn donde la luz nunca se apaga», deja que sus pequeños pensamientos sĂĄdicos y misantrĂłpicos se enfurezcan incluso mientras busca comida en los botes de basura del vecindario.

La premisa a veces se parece al Bartleby the Scrivener de Melville canalizado por John Cheever. Pero Doctorow no era un escritor tan desesperado como estos otros maestros estadounidenses. Fue un humanista progresista, aunque todavĂ­a terco. Swicord aporta esta perspectiva a su versiĂłn cinematogrĂĄfica de la historia de Doctorow. Cuando Wakefield es descubierto por un par de residentes con los ojos muy abiertos de la casa de al lado, un centro de aprendizaje para niños con discapacidades, del que Wakefield se jacta, estaba a favor, pero Diane expresĂł muchas de sus preocupaciones en el patio trasero – el espectador endurecido puede poner los ojos en blanco por el momento de aprendizaje amenazante en el que Wakefield redescubre la alegrĂ­a de la familia. Si bien sus interacciones con estos dos niños, interpretados con una gran belleza intacta por Pippa Bennett-Warner e Isaac Leyva, brindan algunos momentos mĂĄgicos, esta no es la epifanĂ­a hacia la que se dirige la pelĂ­cula.

Porque Wakefield es demasiado retorcido para eso. La dinĂĄmica sexual de su matrimonio, el encubrimiento con el que ha conquistado a su esposa y otros factores relacionados lo hacen incapaz de soltar su apego incluso cuando deja que todas sus responsabilidades se vayan al infierno. Una vez que Wakefield se acerca al espeluznante Modo Abandonado, la pelĂ­cula se remonta 15 años a su corte. Y aquĂ­ se tropieza un poco, porque mientras Jennifer Garner a los 45 años todavĂ­a puede jugar bastante plausiblemente a los 30 o incluso a los 25, Bryan Cranston a los 61 no le estĂĄ yendo muy bien a los 45, y no creo que se suponga que juegue 45. SĂ© que este es el tipo de objeciĂłn planteada por personas que Alfred Hitchcock calificĂł de «plausible», pero dado que la pelĂ­cula estĂĄ tan bien elaborada en otros aspectos, el efecto no tiene ningĂșn efecto. Aparte de que el maquillaje hace que los actores sean un poco mĂĄs rudos. , no parece haber mucho esfuerzo para envejecer, me echĂł de la pelĂ­cula por un tiempo.

Deja un comentario

Related Post