Que de Series Peliculas She’s Just a Shadow (2019) reseña de la pelĂ­cula

She’s Just a Shadow (2019) reseña de la pelĂ­cula

El aparente desinterĂ©s del escritor y director Adam Sherman en los bloqueos de su personaje se ilustra mejor con la trama sin rumbo de su pelĂ­cula. La mayor parte de «She’s Just a Shadow» sigue a dos protagonistas narrativamente relacionados, aunque sus respectivas subtramas nunca se cruzan de manera significativa. EstĂĄ Gaven (Kihiro), un lacayo gĂĄngster triste que quiere deshacerse de su hĂĄbito de cocaĂ­na y huir con una (o ambas) de sus dos novias prostitutas descontentas y en busca de emociones, Tanya (Haruka Abe). Y Beth (Mercedes Maxwell) ). Pero Gaven no tiene el dinero ni la voluntad para hacer mucho mĂĄs que pasar el rato, consumir drogas, tener relaciones sexuales y seguir Ăłrdenes. Una vida encantada; para Ă©l, al menos. Lo mismo ocurre con la «cansada» (sus palabras) y paranoica Madame Irene (Tao Okamoto), que pasa gran parte de su tiempo fantaseando con la receta del veneno de su familia, asĂ­ como, eh, un cielo azul y un par de dientes castañeteadores teñidos con azul.

Hay una serie de razones por las que Irene probablemente deberĂ­a ser la protagonista principal de «She’s Just a Shadow», siendo la principal el personaje repulsivo sin rumbo de Gaven. Ella y Gaven solo estĂĄn unidos por un trasfondo comĂșn y una asociaciĂłn general con el proxeneta egoĂ­sta infalible Red Hot (Kentez Asaka).

Sin embargo, a pesar de que la historia de Irene termina la pelĂ­cula, Gaven es quien nos dice constantemente cĂłmo es su mundo, especialmente a travĂ©s de una narraciĂłn en off increĂ­blemente al revĂ©s. «She’s Just a Shadow» pertenece a Gaven quien, a pesar de las repetidas afirmaciones de estar exhausto, todavĂ­a parece tener suficiente energĂ­a para continuar, incluso cuando el asesino antes mencionado (Ichi Omiya) continĂșa matando a prostitutas felizmente ignorantes.

El Ă©nfasis de Sherman en Gaven en lugar de Irene, o cualquiera de las otras protagonistas femeninas, es particularmente desagradable dado el enfoque de esta pelĂ­cula obsesionada con la imagen en las trabajadoras sexuales burbujeantes y superficiales. Gaven habla por sus novias y sus compañeros cuando se pone una mĂĄscara de carnaval y explica con calma: “Con la mĂĄscara puedo hacer cualquier cosa, ser cualquiera. Sin mĂĄscara, soy Gaven, un ser humano corriente. Un comienzo difĂ­cil, pero aĂșn no tan deprimente, ya que la cantidad de pelĂ­cula de Sherman ejemplifica el desapego sin alma de sus personajes secundarios, todos los cuales se suscriben tĂĄcitamente al pensamiento de Gaven, como cuando Tanya explica que hay esencialmente dos tipos de amor. : «Strawberry Love» (dulce e inmediatamente gratificante) y «Twinkie love» (no perecedero). Vuelve conmigo cuando sea el momento de hablar sobre el amor de Durian y Ding Dong.

Deja un comentario

Related Post