Reseña y resumen de la película Lost in the Sun (2015)

Luego, Duhamel ofrece al puntero de escopeta «la verdad», lo que significa que la pelĂ­cula vuelve una vez mĂĄs, esta vez una semana antes, y se ve a John de Duhamel mĂĄs o menos aplastando el funeral de una niña. . Hasta quĂ© punto parece incierto, ya que su hijo adolescente Louis (Josh Wiggins) parece el Ășnico luto realmente invertido. El clĂ©rigo arrogante que ha puesto todo en su lugar luego intenta empujar a Louis en un autobĂșs para establecerse con sus abuelos en Nuevo MĂ©xico.

John tiene otras ideas. Gira un telegrama a Louis y le hace una oferta para llevarlo a su destino. John hace una enigmĂĄtica llamada telefĂłnica y nos embarcamos en un viaje por carretera que, entre otras cosas, incluirĂĄ una buena parte de Faded Americana.

Durante los primeros quince minutos aproximadamente, Wiggins y Duhamel tejen un ritmo escĂ©nico que evoca una verdadera intriga. Como en, en realidad te estĂĄs preguntando quĂ© son realmente estas dos personas el uno para el otro. Pero cuando John hace una parada en boxes con tiburones que tienen anzuelos, la exhibiciĂłn se vuelve bastante aburrida: «No pedĂ­ tu protecciĂłn», protesta lacĂłnicamente John a una comadreja. La comadreja nĂșmero dos explica amablemente: “SĂ­, pero lo tomaste. SabĂ­as que la prisiĂłn podrĂ­a ser peligrosa para ti, John. PrisiĂłn. Peligroso. Imaginar.

Pronto, los flashbacks crĂ­pticos en los flashbacks proporcionan mĂĄs «pistas», John continĂșa poniendo en peligro imprudentemente a Louis mientras saquea y dispara, y durante los momentos de respiro, John intenta impartir sabidurĂ­a a Louis. “Mira ese pedazo de culo”, dice de la mesera de un restaurante en el auto (mira, no estaba bromeando sobre Faded Americana). Luego le advierte a Louis que nada en esta tierra es mĂĄs mortal que una «mujer despreciada». Al chico nunca se le ocurre que referirse regularmente a las mujeres como pedazos de culo podrĂ­a ser de gran ayuda para solicitar su desprecio, pero bueno.

Mientras John y Louis siguen perdiendo los coches que roban, a John se le ocurre la idea de viajar con una madre soltera endurecida y su hija adolescente. Este equipo, con Lynn Collins y Emma Fuhrmann, anima, pero no lo suficiente. Para cuando se supone que debes aprender sobre la conexiĂłn de John y Louis, has dejado de preocuparte. Pero, gracias a la excelente cinematografĂ­a, aunque un poco pictĂłrica, de Robert Barocci, viste grandes perspectivas en el camino de la indiferencia.

Deja un comentario